PRENSA

IOMA regularizó su deuda con la industria farmacéutica y se restableció el convenio para medicamentos especiales

El Instituto de Obra Médico Asistencial de la Provincia de Buenos Aires (IOMA) y la industria farmacéutica firmaron un acta acuerdo para regularizar la deuda que la obra social bonaerense mantenía por casi $3.000 millones con los laboratorios. De esta forma, vuelve a tener plena vigencia el convenio del Plan MEPPES, por el que la obra social obtiene importantes descuentos para la compra de medicamentos oncológicos y tratamientos especiales para sus afiliados.  

IOMA se comprometió a cancelar el 50% de dicha deuda, conformada por vencimientos de diferentes periodos de 2018 y 2019, y mantener negociaciones abiertas para definir la forma y condiciones de pago del saldo pendiente. 

Cabe destacar el compromiso de los asociados de CAEME con la sustentabilidad del sistema sanitario de la Provincia, traducido en importantes beneficios y descuentos acordados en el convenio IOMA y en ajustes de precio para el Instituto en los años 2018 (28%) y 2019 (20%), muy inferiores a la pauta inflacionaria para dichos periodos. En tales condiciones IOMA obtiene, por convenio, precios con descuentos que están por debajo del valor público de mercado.

CAEME mantiene una constante vocación de diálogo y plena disposición a buscar las soluciones necesarias a fin de mantener un marco de viabilidad, previsibilidad y sostenibilidad para todas las partes.

Acerca de CAEME

La Cámara Argentina de Especialidades Medicinales (CAEME) está integrada por 45 empresas farmacéuticas y biotecnológicas de I+D de la Argentina, Australia, Japón, Estados Unidos y Europa. Con más de 90 años de trayectoria ininterrumpida, es la entidad pionera de la industria farmacéutica de nuestro país y la primera cámara del sector fundada en América Latina.

Las empresas nucleadas en CAEME incorporan mano de obra local en la producción de los medicamentos que se ofrecen a los pacientes argentinos, generando empleo directo para casi 10.000 personas.

Con una inversión en investigación clínica que, en 2017 alcanzó los 270 millones de dólares, las empresas miembros de CAEME llevan adelante el 95% de los protocolos de investigación clínica farmacológica que aprueba ANMAT. 

Su compromiso con la innovación es permanente, mediante la investigación y desarrollo de medicamentos y tecnologías médicas seguras, eficaces y de calidad para que los pacientes vivan más, con mejor salud y calidad de vida.

Desde 2007, las compañías asociadas se rigen por un Código de Ética que establece pautas para la interacción entre las empresas y los profesionales de la salud.