PRENSA

Presentaron en Argentina un informe elaborado por la Fundación Weber “Medicamentos: su contribución a la salud, la economía y el empleo en el país”

Buenos Aires, 5 de agosto de 2020

Acaba de publicarse un documento denominado “El valor del medicamento desde una perspectiva social en Argentina y países de su entorno”. Éste detalla la creación de valor de la innovación farmacéutica en las áreas de la salud y la economía por parte de los laboratorios de investigación y desarrollo en Argentina. 

La Cámara Argentina de Especialidades Medicinales (CAEME), que reúne a los laboratorios de innovación en Argentina, presentó el informe “El valor del medicamento desde una perspectiva social en Argentina y países de su entorno”, que aborda por un lado, el impacto de la innovación en medicamentos en la salud de la población y en la sociedad, y por el otro, los aportes de los laboratorios de innovación a la economía. 

El informe, elaborado por la Fundación Weber -referente internacional en el sector- con el apoyo de expertos locales, se nutrió de estadísticas oficiales, datos de mercado y distintos estudios y evidencia científica rigurosa de nuestro país y del mundo. 

En un contexto como el actual, adonde se espera que la ciencia brinde una respuesta a la pandemia, a través del desarrollo de vacunas y tratamientos que permitan controlar el COVID-19, este documento consolida en alguna medida todo el aporte que ya ha hecho en las últimas décadas la innovación farmacéutica para la vida de las personas y las sociedades. 

“Tal como señala el informe Weber, los medicamentos innovadores han generado importantes aumentos en la expectativa de vida de las personas, reducido los índices de mortalidad en muchas patologías, y mejorado la calidad de vida de los pacientes, alivianando o previniendo el dolor, el deterioro funcional y la discapacidad”, remarcó el Dr. Flavio Devoto, presidente de CAEME y Gerente General del laboratorio AbbVie Región Sur.

En las últimas décadas, los nuevos medicamentos han cambiado el curso de muchas enfermedades que antes eran de muy difícil abordaje, como el caso del VIH/SIDA, que gracias a los antirretrovirales se transformó de una enfermedad mortal en una enfermedad crónica, evitándose más de 9,5 millones de muertes en los últimos 20 años, o los recientes avances para el tratamiento de la hepatitis C, adonde se desarrollaron drogas que ofrecen tasas de curación por encima del 95%. 

Otro caso paradigmático, agregó el Dr. Devoto, es el de las vacunas, “que son una de las herramientas de salud pública de mayor impacto a nivel mundial y han permitido eliminar enfermedades graves como poliomielitis o sarampión, entre muchas otras.  Asimismo, el desarrollo de medicamentos biológicos permitió controlar con mucho éxito enfermedades como la psoriasis, logrando que el 90% de la superficie de la piel se presente libre de lesiones, o la enorme variedad de insulinas que se desarrollaron para un manejo adecuado de la diabetes, una enfermedad considerada de carácter ‘epidémico’ por la Organización Mundial de la Salud”.

El informe Weber desarrolla el concepto multidimensional de la innovación farmacéutica al destacar las eficiencias dentro del sistema de salud y los ahorros para el sistema sanitario. “La mayor inversión inicial asociada a la incorporación de medicamentos innovadores al sistema de salud, se ve ampliamente compensada por la disminución que conlleva en otros costos sanitarios directos, tales como internaciones, visitas a profesionales de la salud y a urgencias, pruebas diagnósticas, asistencia domiciliaria y traslados medicalizados”, añadió el Dr. Devoto

El estudio también remarca que los nuevos medicamentos pueden generar grandes ahorros a la sociedad en su conjunto, al considerar las disminuciones que producen en los costos indirectos que incluyen las pérdidas de productividad laboral como consecuencia de la morbilidad, y/o la mortalidad prematura asociada a la enfermedad.

El aporte a la economía y el empleo

“En adición al impacto social que genera la investigación y desarrollo de nuevos medicamentos, los laboratorios de innovación asociados a CAEME realizan una importante contribución a la economía argentina, generando empleo calificado, exportaciones e inversión. Con relación a este último punto, los laboratorios de CAEME son el sector número uno en el país en inversión privada en investigación y desarrollo, con un 27% del total”, destacó Carlos Escobar Herrán, Director Ejecutivo de CAEME.

En este contexto actual de pandemia, donde la investigación de nuevas opciones para prevenir y tratar enfermedades cobró un rol preponderante en la agenda de todos los países, el documento establece, por ejemplo, que los laboratorios de CAEME invirtieron en investigación clínica más de 276 millones de dólares en 2018, siendo responsables del 98% de los protocolos que aprueba la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) en este rubro.

En materia de contribución fiscal, los laboratorios asociados a CAEME ingresaron a la AFIP unos 958 millones de dólares durante 2018. De ese monto, el 65% se corresponde al pago del IVA, el 9% a las cargas sociales y el 9% a las importaciones.

Por su orientación hacia la calidad y competitividad, “los laboratorios también generan exportaciones de alto valor agregado. En este caso el aporte a las exportaciones argentinas de bienes, por parte de las empresas que participan en CAEME, alcanzó en 2018 unos 555 millones de dólares, situándose por encima de sectores como el avícola, tabacalero y azucarero, entre otros”, destacó Escobar Herrán.

Las empresas de innovación nucleadas en CAEME poseen un elevado grado de calificación en sus recursos humanos, dado que casi la mitad de los 11.300 empleados de las empresas farmacéuticas innovadoras tiene estudios universitarios.  A su vez, el sector se caracteriza por tener paridad de género en sus puestos de trabajo. El 49,7% de los empleos está a cargo de mujeres, cifra que apenas varía en puestos directivos y gerenciales (49,3%). Se destaca la cifra de empleo femenino en el área de I+D, en el que las mujeres ocupan el 71% de los puestos.

Conferencia de prensa virtual:

Acerca de CAEME

La Cámara Argentina de Especialidades Medicinales (CAEME) está integrada por 42 empresas farmacéuticas y biotecnológicas de I+D de la Argentina, Australia, Japón, Estados Unidos y Europa. Con 95 años de trayectoria ininterrumpida, es la entidad pionera de la industria farmacéutica de nuestro país y la primera cámara del sector fundada en América Latina.
Las empresas nucleadas en CAEME incorporan mano de obra local en la producción de los medicamentos que se ofrecen a los pacientes argentinos, generando empleo directo para más de 11.000 personas.
Con una inversión en investigación clínica que, en 2018 alcanzó los 276 millones de dólares, las empresas miembros de CAEME llevan adelante el 90% de los protocolos de investigación clínica farmacológica que aprueba ANMAT. 
Su compromiso con la innovación es permanente, mediante la investigación y desarrollo de medicamentos y tecnologías médicas seguras, eficaces y de calidad para que los pacientes vivan más, con mejor salud y calidad de vida.
Desde 2007, las compañías asociadas se rigen por un Código de Ética que establece pautas para la interacción entre las empresas y los profesionales de la salud.

Acerca de la Fundación Weber

La Fundación Weber, con sede en Madrid, España, es una organización sin fines de lucro de referencia internacional del sector, que tiene como objetivo impulsar la investigación económica en materia de salud, promover proyectos que contribuyan a la sostenibilidad de los sistemas de salud y que permitan mejorar la calidad de vida de los pacientes. La Fundación Weber se ha consolidado como un referente de investigación, consultoría y formación en el ámbito de la Economía de la Salud, Resultados Reportados por los Pacientes y la Farmacoeconomía.

Contacto de prensa

Susana Maggiorini 

SPE Consultores

[email protected]

+54 9 11 3056-6631

 

Pablo Oribe
JM Oribe Comunicaciones
[email protected]

+54 9 11 5473-3215