• Salud
    marcador

    Salud

    Información sobre patologías, hábitos saludables y prevención.

     Tabaco y Covid-19: fumar puede aumentar la gravedad de la infección23 febrero 2021

    Tabaco y Covid-19: fumar puede aumentar la gravedad de la infección

     Nuevos estudios buscan desentrañar el impacto del Covid-19 durante el embarazo23 febrero 2021

    Nuevos estudios buscan desentrañar el impacto del Covid-19 durante el embarazo

     Artrosis: una enfermedad que se asocia con la edad13 febrero 2021

    Artrosis: una enfermedad que se asocia con la edad

¿Se debe tomar vitamina D para prevenir el Covid?

La recomendación se extendió en los últimos meses, pero no hay aún evidencia científica que la respalde.

Icon Fecha 13 febrero, 2021

En este tiempo, en los medios de comunicación -y también en muchos casos de parte de algunos médicos- se ha difundido la recomendación de consumir vitamina D como forma de prevenir el Covid. Hay estudios que sugieren un vínculo entre el déficit de esta vitamina y el mayor riesgo de infecciones respiratorias, pero la evidencia aún es muy escasa para indicar que deba consumirse para evitar el coronavirus o sus complicaciones.

Qué es la vitamina D

La vitamina D es liposoluble (se almacena en el tejido graso) y ayuda al cuerpo a absorber el calcio, un mineral esencial para la formación normal de los huesos. El cuerpo produce la vitamina D cuando se expone directamente al sol, mientras que son muy pocos los alimentos que la contienen. Entre ellos, los pescados grasos aportan mayores cantidades, mientras que el hígado, el queso, la yema de huevo y los champignones hacen aportes menores.

Por eso, en el mercado existen muchos alimentos (como la leche y los cereales) que se venden con vitamina D adicionada. También, por la dificultad para abastecerse de las dosis necesarias directamente por nuestra comida o la exposición al sol, existen en el mercado suplementos dietarios con esta vitamina.

Hay indicaciones precisas de la cantidad de microgramos diarios recomendada según la edad, el sexo y otros factores, y debe consultarse al médico cuál es la apropiada para cada caso.

Vitamina D y enfermedades respiratorias

Está probado que el déficit de vitamina D puede tener efectos en el debilitamiento de los huesos. Pero en los últimos meses, otros estudios pusieron el foco en cómo podría vincularse con el coronavirus. Estudios observacionales hallaron que las personas con déficit de vitamina D tenían más posibilidades de contagiarse de Covid-19 que aquellas con niveles normales. 

Otras investigaciones vieron que el déficit también se vinculaba con un mayor riesgo de complicación respiratoria y, en consecuencia, de muerte. Un pequeño estudio con 50 pacientes internados a quienes les dieron una alta dosis de vitamina D determinó que entre quienes recibieron este suplemento, sólo uno necesitó internación en terapia; como contrapartida, de los 26 pacientes a los que no les dieron vitamina D, la mitad (13) tuvieron que ser ingresados a la Unidad de Terapia Intensiva.

Sin embargo, varias revisiones realizadas hasta ahora han concluido que falta evidencia sólida e investigaciones más exhaustivas para poder vincular directamente el déficit (o el suplemento) de vitamina D con el pronóstico en la infección y la evolución del Covid-19.

Esta relación surge porque también se ha venido discutiendo en los últimos años cómo la vitamina D puede prevenir las infecciones respiratorias. No obstante, un informe publicado por el Centro para la Medicina Basada en la Evidencia (CEBM) de la Universidad de Oxford, remarca que “hay alguna evidencia de que los suplementos diarios de vitamina D a lo largo de semanas a meses pueden prevenir otras infecciones respiratorias agudas, particularmente en personas con niveles bajos o muy bajos de vitamina D. Esta evidencia tiene limitaciones, incluida la heterogeneidad en las poblaciones de estudio, las intervenciones y las definiciones de infecciones respiratorias que incluyen la afectación del tracto respiratorio superior e inferior”.

¿Tomar o no tomar vitamina D?

Recientemente, el Instituto Nacional para la Salud y la Atención de Excelencia (NICE) del Reino Unido publicó una revisión rápida de los estudios de vitamina D y Covid-19 y elaboró una serie de recomendaciones. 

En síntesis, lo que concluyen los expertos es que no hay todavía suficiente evidencia para recomendar el uso de la vitamina D para tratar el coronavirus, pero que estas recomendaciones deberían ser revisadas a medida que se consolide esta evidencia, para lo cual recomiendan más estudios clínicos randomizados

En este sentido, en Argentina, investigadores del Conicet, las universidades Maimónides y Jauretche y el hospital El Cruce están realizando un ensayo controlado para determinar si las altas dosis de vitamina D pueden prevenir complicaciones evolutivas en los pacientes.

Pero, más allá del coronavirus, los especialistas británicos coinciden en que está bien documentado que la vitamina D contribuye a mantener la salud ósea y muscular, y, en este sentido, sí es recomendable que todo el mundo observe sus niveles de vitamina D y tome suplementos, de ser necesario. Esto es particularmente importante en estos meses, remarcan, debido a que, por la pandemia. la gente permanece más tiempo puertas adentro y no tiene la exposición al sol necesaria para sintetizar esta vitamina. En el caso puntual de los británicos, la recomendación que dieron es de 10 microgramos diarios durante el otoño y el invierno.

i

Fuentes:

Instituto Nacional para la Salud y la Atención de Excelencia del Reino Unido, Centro para la Medicina Basada en la Evidencia, The Lancet Diabetes y Endocrinología, Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación, Mayo Clinic

Anterior:

Artrosis: una enfermedad que se asocia con la edad

Ver +
Siguiente:

Covid largo: entre un 50% y un 80% de los enfermos por coronavirus tienen secuelas

Ver +