• Salud
    marcador

    Salud

    Información sobre patologías, hábitos saludables y prevención.

     Candida auris: por qué es tan peligroso este hongo para la salud15 noviembre 2022

    Candida auris: por qué es tan peligroso este hongo para la salud

     Qué es la diabetes y cuáles son las claves de su tratamiento11 noviembre 2022

    Qué es la diabetes y cuáles son las claves de su tratamiento

     Gripe A: son la mayoría de los casos de influenza y la vacunación es clave07 noviembre 2022

    Gripe A: son la mayoría de los casos de influenza y la vacunación es clave

Tuberculosis: cómo el Covid-19 afectó el tratamiento de los pacientes

Debido a la pandemia, las muertes por tuberculosis subieron por primera vez en más de una década. Hubo menos personas diagnosticadas y tratadas, y menos recursos para investigación e innovación.

Icon Fecha 22 marzo, 2022

Por los confinamientos masivos, el temor a contagiarse y los hospitales desbordados por pacientes con Covid-19, la pandemia -originada hace dos años con más de 460 millones de infecciones y más de 6 millones de muertes- provocó un retroceso en el progreso que la humanidad había alcanzado en la lucha contra la tuberculosis (TB), la enfermedad causada por una bacteria que afecta principalmente los pulmones.

El impacto de la pandemia fue devastador en la lucha contra esta enfermedad infecciosa mortal, como así también contra el VIH y la malaria. El panorama preocupa a las autoridades sanitarias y a los gobiernos del mundo porque estas enfermedades son una amenaza que se cierne sobre la salud mundial

Así lo muestra la evaluación publicada en la revista científica Nature y realizada por el Fondo Mundial, una organización internacional que financia los esfuerzos para abordar estos tres desafíos de salud. 

Menos diagnósticos y recursos

El número de muertes por tuberculosis registraba un descenso sostenido a nivel global desde 2005, pero en 2020 las cifras aumentaron considerablemente alcanzado el millón y medio, de acuerdo con el último informe sobre tuberculosis (TBC) elaborado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y proyecta que el número de personas que desarrollarán y morirán por esta enfermedad podría seguir creciendo.

Durante la pandemia hubo muchas menos personas diagnosticadas y tratadas o que recibieron tratamiento preventivo de la tuberculosis en comparación con 2019, y también hubo menos recursos para los servicios esenciales de TB, la investigación y la innovación.

Cada año, el 24 de marzo, se conmemora el Día Mundial de la Lucha contra la TBC para concientizar a la población sobre sus devastadoras consecuencias sanitarias, sociales y económicas, y para intensificar los esfuerzos para acabar con ella. 

La fecha conmemora el día en el que el médico y microbiólogo alemán Robert Koch anunció que había descubierto la bacteria que causa la tuberculosis en 1882, logro que lo llevó a recibir el Premio Nobel de Medicina en 1905, y abrió el camino hacia el diagnóstico y la cura de esta enfermedad.

El lema de este año es “Invirtamos en poner fin a la Tuberculosis. Salvemos vidas”,  poniendo el foco en recordar la necesidad urgente de invertir recursos para intensificar la lucha contra esta enfermedad y lograr los compromisos asumidos por los líderes mundiales para acabar con esta enfermedad. 

tuberculosis 2

Tuberculosis: Prevenible y curable

La tuberculosis sigue siendo una de las enfermedades infecciosas más mortales del mundo. Cada día, en el mundo, más de 4.000 personas pierden la vida a causa de la tuberculosis y cerca de 30.000 enferman aunque es una condición prevenible y curable. En las Américas, a diario mueren más de 70 personas y la contraen cerca de 800. 

Esta enfermedad es causada por una bacteria, la mycobacterium tuberculosis, también llamada bacilo de Koch, que suele afectar a los pulmones, pero puede también dañar otras partes del cuerpo. Se propaga cuando las personas enfermas de tuberculosis expulsan las bacterias al aire, por ejemplo, al hablar, toser o estornudar. Esos microbios pueden quedar suspendidos en el aire en espacios cerrados sin ventilación.

La tuberculosis afecta principalmente a los adultos en sus años más productivos, aunque  se está en riesgo de contraerla a cualquier edad y más del 95% de los casos y las muertes se concentran en los países en desarrollo.

La Asociación Argentina de Medicina Respiratoria (AAMR) recuerda que se trata de una enfermedad evitable y que se cura, siempre y cuando se cumpla el tratamiento correctamente

En cuanto a los síntomas, explica que aparecen fiebre, cansancio, falta de apetito, sudor nocturno y pérdida de peso -comunes a otras enfermedades-, pero cuando se agrega tos y expectoración por más de quince días, se considera un sintomático respiratorio y siempre hay que sospechar este diagnóstico. La mejor manera de descubrir la enfermedad es examinando la flema con el microscopio.

Lo único que cura la enfermedad es el tratamiento diario con varios medicamentos, durante un período de 6 a 12 meses, según el caso. En los primeros meses, el paciente experimenta una mejoría notable, pero en realidad no se ha curado; sus lesiones han disminuido, pero aún hay microbios en ellas y, para que mueran, será necesario que siga tomando los medicamentos durante todo el período de tratamiento.

Si se interrumpe o se toma la medicación irregularmente, los bacilos desarrollan resistencia a las drogas, la enfermedad se complica y da lugar a la tuberculosis resistente, un problema mundial cada vez más severo. 

i

Fuentes:

Fuentes: Organización Mundial de la Salud (OMS), Asociación Argentina de Medicina Respiratoria (AAMR), Revista científica Nature, Johns Hopkins University of Medicine Coronavirus Resource Center.