Información sobre patologías, hábitos saludables y prevención.

Salud

Los riesgos del parto en el hogar

Si bien hay menos intervenciones en la mujer  que en un nacimiento institucionalizado, aumentan las tasas de mortalidad materna y fetal. 

En los últimos años, ciertos sectores de la población buscan un estilo de vida asociado con una mayor naturalidad y una menor intervención de la medicina. Así, se está viendo el crecimiento, por ejemplo, de grupos que cuestionan la vacunación, una de las estrategias de salud pública más efectivas en el mundo. 

En esa búsqueda, muchas mujeres están optando por un parto domiciliario, aún teniendo la opción y los recursos para dar a luz en un ámbito hospitalario. En algunos casos, incluso, eligen hacerlo sin un médico, acompañadas sólo por una obstétrica o una doula.  En Argentina, según el Anuario de Estadísticas Vitales del Ministerio de Salud, el porcentaje es ínfimo en el total de nacimientos y se mantiene estable en los últimos cinco años alrededor del 0,3% y 0,4% del total de bebés nacidos vivos. Pero en países como Estados Unidos los partos domiciliarios ya representan casi el 1% y en Inglaterra, el 2%.

Aunque un parto en casa pueda ser más natural, lo cierto es que varios estudios prueban que existen mayores riesgos. Según el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos, el parto domiciliario está asociado con menores intervenciones maternas como cesárea, fórceps, episiotomía y anestesia. Pero al mismo tiempo, está vinculado con un aumento de más del doble del riesgo de muerte perinatal y un aumento del triple en el riesgo de convulsiones neonatales o de disfunciones neurológicas graves. La entidad defiende al parto en maternidades o centros acreditados como la opción más segura.

La parturienta puede tener en un parto en su hogar una mayor sensación de comodidad e intimidad, pero los peligros para el bebé –y para ella misma– son claros y concretos. Como contrapartida, las estadísticas también demuestran que un parto en el ámbito hospitalario disminuye la posibilidad de eventos adversos tanto para la madre como para el recién nacido, ya que a partir de la institucionalización de los partos se redujeron significativamente las tasas de mortalidad y morbilidad tanto materna y neonatal

En el mundo, a principios del siglo XX, de cada 1.000 nacimientos entre 6 y 9 madres morían por complicaciones y 100 bebés fallecían antes del año. A partir de los años 50, con los avances en la medicina y la masificación de los partos en el hospital, el descenso fue abrupto y hoy la mortalidad fetal es menor a 1 de cada 1.000 partos y la materna de 1 en 100.000.

Justamente por las complicaciones, muchas mujeres que optaron por un parto domiciliario terminan hospitalizadas. Se calcula que un 45% de las primerizas tienen que ser transferidas a un centro de salud y un 12% de las que ya habían tenido un hijo.

En nuestro país, la Sociedad de Obstetricia y Ginecología de Buenos Aires advirtió de las dificultades que estos traslados implican, ya que debe hacerse cargo de la atención de la paciente un equipo médico que no siguió su caso. La Sociedad Argentina de Pediatría y la Federación Argentina de Sociedades de Ginecología y Obstetricia la avalaron y se manifestaron públicamente en contra del parto domiciliario. 

En Argentina, la Ley N° 25.929 de Parto Humanizado ampara la decisión de la mujer de elegir el lugar del parto. Todas las entidades médicas coinciden en que los futuros padres deben estar informados de todos los pro y contras antes de optar por un parto en su casa y, si deciden hacerlo, tomar todos los recaudos para minimizar riesgos, como contar con asistencia certificada, acceso a un médico obstetra y tener un plan de traslado de emergencia a un hospital. En algunos casos, como en los embarazos múltiples, cuando hubo cesárea previa y si el bebé no está colocado de cabeza, el parto en casa está completamente desaconsejado.

Fuente: Sociedad de Obstetricia y Ginecología de Buenos Aires, Anuario de Estadísticas Vitales del Ministerio de Salud, Sociedad Argentina de Pediatria, Federación Argentina de Sociedades de Ginecología y Obstetricia, Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos, Mayo Clinic, Centros para la Prevención y el Control de las Enfermedades, National Health Service. 

#HablemosDeInnovaciónEnSalud

Conversemos en estas redes:

Facebook: CAEMEar

Twitter: @CAEMEAR

Linkedin: CAEME

Youtube: CAEME Argentina

Toda esta información tiene por objetivo contribuir a la concientización  y al conocimiento por parte de la comunidad sobre diversos temas vinculados al cuidado de su salud. Sin embargo, bajo ningún punto de vista intenta reemplazar el diálogo médico-paciente, que es uno de los espacios más valiosos para conocer en profundidad sobre éste y muchos  otros temas, preservar la salud como estado de bienestar general, prevenir el desarrollo de enfermedades, acceder al adecuado diagnóstico de determinados cuadros e iniciar el tratamiento que el profesional de la salud sugiera y consensue con el paciente.