• Salud
    marcador

    Salud

    Información sobre patologías, hábitos saludables y prevención.

     5 hábitos de salud “pandémicos” que ayudan a prevenir enfermedades02 agosto 2022

    5 hábitos de salud “pandémicos” que ayudan a prevenir enfermedades

     Día Mundial contra la Hepatitis: cuántos tipos hay y cuál es el objetivo para el año 203028 julio 2022

    Día Mundial contra la Hepatitis: cuántos tipos hay y cuál es el objetivo para el año 2030

     Día Mundial del Cerebro: 6 cuidados preventivos  para su óptimo funcionamiento21 julio 2022

    Día Mundial del Cerebro: 6 cuidados preventivos para su óptimo funcionamiento

¿Por qué el glaucoma es el “ladrón sigiloso de la visión”?

El glaucoma genera daños irreversibles en la vista y es peligrosa porque en sus comienzos no suele presentar síntomas. La prevención es clave.

Icon Fecha 11 marzo, 2022

Cada 12 de marzo es el Día Mundial del Glaucoma, una fecha establecida en 2008 por la Asociación Mundial de Glaucoma y la Asociación Mundial de pacientes con Glaucoma, con el objetivo de concientizar a la población sobre la prevención de esta patología. 

¿Qué es el glaucoma? Es una enfermedad de la vista, neurodegenerativa y multifactorial, caracterizada frecuentemente por hipertensión ocular y afectación del nervio óptico. Constituye la primera causa de ceguera en el mundo desarrollado y la mitad de las personas que la tienen no lo sabe.

Esta enfermedad es irreversible y los síntomas aparecen recién en etapas avanzadas, cuando el daño ya es significativo. Como el paciente no advierte la pérdida de visión lateral, es conocida como “el ladrón sigiloso de la visión”, porque va “robando” el campo visual progresivamente con escasos o nulos síntomas.

Por el carácter progresivo y asintomático de esta enfermedad, bien vale la conmemoración de su día mundial para conocer sobre esta patología de la que poco se habla y difundir que la prevención precoz es vital para poder evitar la ceguera. 

Datos locales y mundiales

El primer informe mundial sobre la visión elaborado en 2019 por la Organización Mundial de la Salud (OMS) proyectó que para ese entonces cerca de 80 millones de personas estaban afectadas por glaucoma, la mayoría con glaucoma crónico y un cuarto con otras variantes de glaucoma. En mayores de 80 años, se estima que entre el 10 al 12% de la población tiene esta enfermedad. 

En la Argentina se calcula que entre 1,5 y 2,5 millones de personas tienen glaucoma. Prevalece en más del 3 % de la población de mayores de 40 años y del 7% en mayores de 75 años. La buena noticia es que, con un diagnóstico oportuno y un tratamiento adecuado, la gran mayoría de los pacientes con glaucoma conserva su visión.

dia mundial del glaucoma

Factores de riesgo, síntomas y tratamientos

Los principales factores de riesgo para esta afección son la hipertensión ocular (cuando la presión del interior del ojo supera el rango que se considera normal y se sitúa por encima de los 21 mm Hg. (abreviatura de milímetros de mercurio), la edad (a partir de los 40 años), el uso de corticoides (en cualquier formato), los traumatismos en los ojos, la diabetes mal controlada y los antecedentes familiares

En general, el glaucoma no presenta síntomas, aunque en las variantes menos frecuentes puede presentar náuseas, dolor de ojos, visión borrosa, dolor de cabeza y pérdida de la visión.

Los tratamientos van desde los colirios con hipotensores hasta tratamientos ambulatorios láser y opciones quirúrgicas. Con control médico y diagnóstico temprano se puede vivir con normalidad.

Tipos de glaucoma

En la mayoría de los casos de glaucoma, falla el sistema de drenaje del ojo y el exceso de producción de humor acuoso no se puede liberar. Esto es lo que sube la presión intraocular, afectando el manojo de fibras del nervio óptico que comunica el globo ocular con el cerebro. Existen cuatro tipos principales de glaucoma, cada uno con una sintomatología particular. 

  • De ángulo abierto. Es el más común, se desconoce su causa y tiende a ser hereditario.
  • De ángulo cerrado. Se produce cuando el líquido se bloquea rápidamente porque el iris está muy cerca del ángulo de drenaje, lo que hace que también la presión ocular se eleve rápido. Presenta síntomas como dolor en el ojo, visión borrosa, sensación de inflamación en el ojo y náuseas. 
  • Secundaria. Lo generan enfermedades como la diabetes o la uveítis, lesiones oculares o los corticoides y su sintomatología puede ser como de glaucoma de ángulo abierto o de ángulo cerrado porque se relaciona con la causa de la enfermedad.
  • Congénita. Es hereditaria en la mayoría de los casos y los síntomas aparecen a los pocos meses del nacimiento: opacidad en la parte frontal del ojo, agrandamiento y/o enrojecimiento del ojo, sensibilidad a la luz y lagrimeo.
i

Fuentes:

Fuentes: Asociación Argentina de Glaucoma, Consejo Argentino de Oftalmología (COA), Organización Mundial de la Salud (OMS), Asociación Mundial de Glaucoma, Asociación Mundial de Pacientes con Glaucoma.