Información sobre patologías, hábitos saludables y prevención.

Salud

Daños y adicción: los efectos de vapear con cigarrillos electrónicos

Desde 2003, comenzaron a venderse diferentes tipos de cigarrillos electrónicos, que causan daños en la salud. Se los publicita como un dispositivo para abandonar los cigarrillos tradicionales, pero la ciencia ha descubierto que generan un efecto doble: sus usuarios tienden a fumar los convencionales y a inhalar los electrónicos a la vez.

Los cigarrillos electrónicos también se conocen como e-cigarettes, vapeadores, narguiles electrónicos o e-hookahs, plumas de vapor y sistemas electrónicos de suministro de nicotina. 

Con la promesa de que “ayudan” a abandonar a los cigarrillos tradicionales, el vapeo de los cigarrillos electrónicos fue ganando seguidores. Hacen que los consumidores inhalen el vapor que los cigarrillos generan, pero esta práctica de consumo no está exenta de riesgo

El líquido que se calienta dentro de los cigarrillos electrónicos puede contener nicotina, aceites de tetrahidrocanabinol (THC), canabinoides (CBD) y otras sustancias y aditivos. 

En 2011, la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) de la Argentina decidió prohibir la importación, distribución, comercialización y la publicidad del cigarrillo electrónico en el país.

En contra de lo que dicen los avisos publicitarios que aún se difunden en la web, se sabe que el consumo del cigarrillo electrónico no desalienta a la gente que quiere dejar de fumar alcance su meta. 

Recientemente, una revisión sistemática con 38 estudios, entre ellos estudios de eficacia con grupo control, evaluó que las posibilidades de dejar de fumar eran menores con el cigarrillo electrónico. Se verificó tanto en fumadores interesados en dejar de fumar, como en todos los fumadores. 

Estudios observacionales encontraron que el uso de cigarrillos electrónicos no sólo no ayuda a dejar, sino que en cerca del 80% de los casos termina adoptándose un uso doble (cigarrillos tradicionales y cigarrillo electrónico). 

Además podrían retrasar el planteo de la decisión de dejar de fumar por falso reaseguro de estar consumiendo un producto menos dañino que el cigarrillo fumado. Así, también, podrían socavar los logros alcanzados socialmente de no ver el fumar como algo normal, especialmente para los niños. 

Entre los daños que se han asociado al consumo del cigarrillo electrónico, figuran los efectos respiratorios agudos que llevan a la inflamación de las vías aéreas, la tos seca y la irritación de la faringe y la boca. 

Se los asocia con el mayor riesgo de neumonía y el aumento de la expresión de mediadores inflamatorios similares al mecanismo de producción del asma. 

El vapeo tiene la potencialidad de modificar la expresión genética de las células epiteliales de los bronquios, como también lo hace el cigarrillo que se fuma y así aumenta el riesgo de transformación maligna. 

Hubo casos de explosión del cigarrillo electrónico y quemaduras (principalmente en rostro y manos). Otros efectos reportados incluyen convulsiones, desorientación, insuficiencia cardíaca congestiva, entre otros.

Las evidencias del daño son tan fuertes que, después de una profunda revisión de estudios, la Organización Mundial de la Salud estableció en su Reporte sobre Epidemia Global del Tabaco 2019 que los cigarrillos electrónicos “son un grupo diverso de productos que contienen una variedad amplia de dosis de nicotina, sabores y emisiones” y “no son inocuos”. Los cigarrillos electrónicos “tienen riesgos para los usuarios y los no usuarios. Hay evidencia aún insuficiente para cuantificar este riesgo y los efectos a largo plazo de la exposición a las emisiones tóxicas (de los cigarrillos electrónicos) son desconocidos”. 

Fuente: WHO Report on the Global Tobacco Epidemic, 2019. ISBN 978-92-4-151620-4. Guía rápida e-cig. – 1a ed. – Ciudad Autónoma de Buenos Aires: Ministerio de Salud de la Nación, 2017. 14 p. ISBN 978-950-38-0247-2 

#HablemosDeInnovaciónEnSalud

Conversemos en estas redes:

Facebook: CAEMEar

Twitter: @CAEMEAR

Linkedin: CAEME

Youtube: CAEME Argentina

Toda esta información tiene por objetivo contribuir a la concientización y al conocimiento por parte de la comunidad sobre diversos temas vinculados al cuidado de su salud. Sin embargo, bajo ningún punto de vista intenta reemplazar el diálogo médico-paciente, que es uno de los espacios más valiosos para conocer en profundidad sobre éste y muchos otros temas, preservar la salud como estado de bienestar general, prevenir el desarrollo de enfermedades, acceder al adecuado diagnóstico de determinados cuadros e iniciar el tratamiento que el profesional de la salud sugiera y consensue con el paciente.