Información sobre patologías, hábitos saludables y prevención.

Salud

Los usos del botox

La toxina botulínica es conocida por su aplicación en estética, pero también se utiliza para aliviar los síntomas de distintas patologías.

La toxina botulínica es conocida ya genéricamente por el nombre de su primera marca comercial, botox, y el uso más difundido que tiene es en estética. Pero en realidad este producto ofrece una amplia variedad de aplicaciones, no sólo para que la piel se vea más joven, sino para aliviar los síntomas de distintas patologías y mejorar la calidad de vida, y es otro ejemplo de cómo la investigación científica y la innovación farmacéutica pueden lograr resultados exitosos. 

Qué es el botox y cómo actúa

El botox es un medicamento de un grupo más amplio que utiliza la toxina botulínica. Las inyecciones de botox usan una toxina conocida como onobotulinumtoxinA, mientras que otros productos incluyen abobotulinumtoxinA, rimabotulinumtoxinB e incobotulinumtoxinA. 

La toxina botulínica A es elaborada por una bacteria, la Clostridium botulinum, que es la causante de la intoxicación alimentaria botulismo. Pero empleada en cantidades muy pequeñas, su efecto puede ser favorable ya que permite tratar de manera segura varias afecciones.

Cuando se inyecta, la toxina botulínica bloquea determinadas señales químicas en los nervios que producen la contracción de los músculos. Así, los músculos dejan de moverse temporariamente. Por eso, según donde se aplique, será el efecto que se obtendrá en el paciente. 

Su uso en estética

Al aplicarse sobre el rostro, los músculos que causan arrugas en la frente y alrededor de los ojos se relajan y esas líneas de expresión se reducen. Las inyecciones tienen un efecto que dura entre tres y seis meses, luego de los cuales vuelve la actividad al músculo y por ende reaparecen las arrugas.  

Según la American Society of Aesthetic Plastic Surgery, el botox es el procedimiento estético no invasivo más requerido, cuya demanda viene en ascenso: subió un 34% en los últimos cinco años.

Otras indicaciones

Pero las posibilidades terapéuticas que ofrece la toxina botulínica van mucho más allá de evitar o minimizar las arrugas. También se la utiliza para tratar varias enfermedades que pueden afectar el normal funcionamiento del cuerpo:

  • Distonía cervical. Este trastorno es muy doloroso y hace que los músculos del cuello se contraigan de forma involuntaria, con lo cual la cabeza se tuerce a una posición incómoda. 
  • Ambliopía. También llamada ojo vago, es una de las causas más comunes de problemas visuales en la infancia, provocada por un desequilibrio en los músculos que ponen el ojo en posición. 
  • Contracturas musculares. Las causadas por algunos trastornos neurológicos como la parálisis cerebral pueden tratarse con botox. 
  • Disfonía laríngea. Se inyecta en los músculos alrededor de las cuerdas vocales para debilitar los músculos y mejorar la calidad de la voz.
  • Hiperhidrosis. La toxina es utilizada para tratar la sudación excesiva. 
  • Migraña crónica. Si bien la migraña no tiene cura, el botox puede ayudar a reducir la frecuencia de los dolores. 
  • Disfunción de la vejiga. Ayuda a reducir la incontinencia urinaria provocada por una vejiga hiperactiva.
  • Pulsaciones oculares. La toxina botulínica alivia las contracturas de los músculos que se encuentran alrededor de los ojos y evita las molestas pulsaciones. 
  • Artritis. Si bien todavía se requieren más ensayos clínicos, la toxina botulínica también puede ser una prometedora alternativa en esta patología, al reducir el dolor y mejorar el funcionamiento. 

Cuidados a tener en cuenta 

En todos los casos, ya sea como parte de un procedimiento terapéutico o estético, el botox debe ser aplicado por profesionales debidamente habilitados. Como todo medicamento puede tener efectos adversos (algunos pueden ser dolor de cabeza, hinchazón en el lugar de la inyección, sonrisa torcida o sequedad ocular o lagrimeo excesivo), pero las inyecciones de toxina botulínica son seguras si las coloca un médico capacitado. 

Fuente: Mayo Clinic, Academia Americana de Oftalmología, Instituto Nacional del Cáncer de EE.UU., Sociedad Americana de Cirugía Plástica Estética

#HablemosDeInnovaciónEnSalud

Conversemos en estas redes:

Facebook: CAEMEar

Twitter: @CAEMEAR

Linkedin: CAEME

Youtube: CAEME Argentina

Toda esta información tiene por objetivo contribuir a la concientización  y al conocimiento por parte de la comunidad sobre diversos temas vinculados al cuidado de su salud. Sin embargo, bajo ningún punto de vista intenta reemplazar el diálogo médico-paciente, que es uno de los espacios más valiosos para conocer en profundidad sobre éste y muchos  otros temas, preservar la salud como estado de bienestar general, prevenir el desarrollo de enfermedades, acceder al adecuado diagnóstico de determinados cuadros e iniciar el tratamiento que el profesional de la salud sugiera y consensue con el paciente.