• Salud
    marcador

    Salud

    Información sobre patologías, hábitos saludables y prevención.

     Candida auris: por qué es tan peligroso este hongo para la salud15 noviembre 2022

    Candida auris: por qué es tan peligroso este hongo para la salud

     Qué es la diabetes y cuáles son las claves de su tratamiento11 noviembre 2022

    Qué es la diabetes y cuáles son las claves de su tratamiento

     Gripe A: son la mayoría de los casos de influenza y la vacunación es clave07 noviembre 2022

    Gripe A: son la mayoría de los casos de influenza y la vacunación es clave

Peso saludable y actividad física, aliados para reducir el riesgo de cáncer de próstata

La edad, la raza y los antecedentes familiares son factores de riesgo que favorecen el cáncer de próstata. No obstante, comer sano y mantenerse físicamente activo contribuyen a disminuir la posibilidad de padecerlo.

Icon Fecha 09 junio, 2022

La Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró al 11 de junio el Día Mundial del Cáncer de Próstata, una oportunidad para sensibilizar a la sociedad sobre esta enfermedad e informar cuáles son sus factores de riesgo y la importancia de las medidas de prevención y del diagnóstico precoz.

La próstata es una glándula del aparato reproductor masculino que se ubica por debajo de la vejiga y por delante del recto. Contiene células que producen parte del líquido seminal que protege y nutre a los espermatozoides. Su tamaño puede cambiar a medida que el hombre envejece. El cáncer en ese órgano se origina por la malignización de ciertas células prostáticas.

Es poco frecuente en hombres menores de 50 años y las probabilidades de padecerlo aumentan con la edad. Cerca de un 10% de los casos pueden darse como resultado de una predisposición hereditaria. Y varios estudios muestran que comer sanamente contribuye a reducir su riesgo.

En Estados Unidos, el cáncer de próstata es el cáncer más común en los hombres después del cáncer de piel. Para este año, la American Cancer Society calcula que en ese país se diagnosticarán cerca de 268.000 casos nuevos y se reportarán 34.500 muertes a causa del cáncer de próstata.

En Argentina, según las estadísticas del Instituto Nacional del Cáncer (INC), se diagnostican por año más de 11.600 casos, registro que representa cerca del 20% de todos los tumores malignos en varones y el 9% de la totalidad de cánceres del país. 

La consulta médica anual con el urólogo a partir de los 50 años es fundamental para detectar a tiempo cualquier enfermedad de la próstata, incluido el cáncer.

Nutrición, cáncer y salud

La dieta y los estilos de vida tienen un importante papel en la aparición y en el desarrollo del cáncer de próstata. También son beneficiosos para enlentecer la progresión del cáncer de próstata, reducir los efectos secundarios del tratamiento y mejorar la calidad de vida. 

Por eso, los especialistas consideran que el mantenimiento de un peso corporal saludable, reducir el sedentarismo, no fumar, dormir bien -un mínimo de 6 a 8 horas- y disminuir la masa grasa son medidas que pueden ser determinantes en la disminución de la mortalidad por este tumor. 

Alimentación. Básicamente, se recomienda un bajo consumo de carnes rojas o procesadas y grasas hidrogenadas, también llamadas grasas trans, y alto consumo de frutas, vegetales, granos, pescados, bebidas sin alcohol ni calorías.

En el estudio EPIC (European Prospective Investigation into Cancer), realizado en 8 países europeos con 142.239 hombres, se observó que, tras un seguimiento medio de 13,9 años, se detectaron 7.036 casos de cáncer de próstata. Los hombres con consumo total de frutas más alto presentaban menor riesgo de cáncer de próstata.

Cancer prostata

¿Qué comer? Frutas y vegetales: tomates, vegetales de hojas verdes (espinacas, acelgas, kale), frutas de colores oscuros (arándanos, moras, frambuesas), nueces, semillas, crucíferas (brócoli, coliflor, repollo) son alimentos ricos en antioxidantes. 

Varios estudios han mostrado que las frutas y los vegetales tienen alto contenido de fitoquímicos con propiedades antioxidantes que no solo tienen propiedades para la prevención del cáncer, sino que también son importantes en la sobrevida de los individuos que lo presentan.

Además, alimentos ricos en fibra como semillas, soja, tofu, porotos, lentejas, garbanzos contienen fitoestrógenos y en estudios con animales se ha demostrado que detienen el crecimiento de las células de cáncer de próstata e impiden la invasión de tejidos y la formación de metástasis. También, pescado y ácidos grasos omega 3 (salmón, anchoas, sardinas, semillas de lino, nueces) y otros alimentos como té verde, cúrcuma, jengibre, pimienta y café.

Ejercicio. Numerosa evidencia da cuenta de que la actividad física es muy importante para la prevención del cáncer de próstata. Además, el ejercicio ayuda a mantener un peso corporal normal, dado que la obesidad es un factor de riesgo del cáncer de próstata. 

La Guía sobre alimentación y actividad física para la prevención del cáncer de la American Cancer Society hace hincapié en mantener el peso corporal dentro del rango saludable y evitar el aumento de peso en la vida adulta.

¿Cuánto moverse? Para eso, recomienda mantenerse físicamente activo: en el caso de los adultos realizar actividad física semanal de 2 y media a 5 horas (de 150 a 300 minutos) a intensidad moderada, o de 1 y cuarto a 2 horas y media (de 75 a 150 minutos) a intensidad vigorosa (o una combinación de ambas). En niños y adolescentes, al menos 1 hora a intensidad moderada o vigorosa por día. 

También recomienda limitar las conductas sedentarias como permanecer sentados, acostados, mirando televisión u otras formas de recreación que se centran en ver alguna pantalla.

i

Fuentes:

Fuentes: American Cancer Society, Organización Mundial de la Salud (OMS), Instituto Nacional del Cáncer (INC).