Patologías

Información sobre patologías, hábitos saludables y prevención.

Salud

¿Qué es la enfermedad de Lyme?

Los casos de celebridades en el exterior pusieron el foco sobre esta enfermedad, transmitida por un tipo específico de garrapatas en Estados Unidos. 

En los últimos meses, y a raíz de informaciones periodísticas que involucran a personalidades famosas del extranjero, comenzamos a escuchar sobre una patología severa, la enfermedad de Lyme, que afecta seriamente la calidad de vida de las personas que la padecen. 

La enfermedad de Lyme es provocada por una bacteria que transmiten las garrapatas de patas negras, también llamadas garrapatas del venado. Las bacterias Borrelia burgdorferi y Borrelia mayonii son las que causan la enfermedad en Estados Unidos, mientras que la Borrelia afzelii y la Borrelia garinii lo hacen en Europa y Asia. En Argentina, no se han detectado casos autóctonos ni se ha confirmado la presencia del vector. 

En Estados Unidos, no obstante, la enfermedad de Lyme es la principal transmitida por garrapatas. Según los Centros de Control de Enfermedades, se reportan 30.000 casos al año, pero estiman que hay alrededor de 300.000 en ese período, un 50% más de los casos de cáncer de mama anuales en el país (200.000). Sin embargo, no todas las picaduras de estas garrapatas transmiten la bacteria: de hecho, sólo entre el 1 y el 3% de las personas a quienes les pica una garrapata corre el riesgo de desarrollar esta enfermedad. Una vez que se adhiere a la piel, el vector tarda de 24 a 48 horas en transmitir las bacterias. 

Síntomas y tratamiento

Sin tratamiento, la bacteria puede diseminarse al cerebro, al corazón y a las articulaciones. Por eso, la enfermedad tiene tres etapas, según su grado de desarrollo, y los síntomas varían en cada una de ellas. 

  • Etapa 1 (localizada): Comienza días o semanas después de la infección y los síntomas son similares a los de una gripe, como fiebre y escalofríos, malestar general, dolores articulares o musculares, dolor de cabeza y rigidez en el cuello. También se puede presentar una erupción en la piel, una mancha roja plana o apenas elevada en donde picó la garrapata, que puede expandirse en tamaño y durar varias semanas. Estos síntomas pueden aparecer y desaparecer.
  • Etapa 2 (diseminación temprana). Puede darse semanas o meses después de la picadura e incluir entumecimiento o dolor en la zona del nervio, parálisis o debilidad en los músculos de la cara, palpitaciones, dolor torácico o dificultad para respirar.
  • Etapa 3 (diseminación tardía). Estos síntomas pueden aparecer hasta años después de la infección: dolor muscular y articular, movimiento muscular anormal, hinchazón articular, debilidad muscular, entumecimiento y hormigueo, problemas del habla y trastornos cognitivos.

El diagnóstico de enfermedad de Lyme se confirma con pruebas de laboratorio, que son más confiables semanas después de producida la infección porque el organismo tuvo tiempo de desarrollar anticuerpos. El tratamiento indicado es con antibióticos, y cuanto más rápido se inicie, mejor será el pronóstico. 

Recomendaciones

Una de las complicaciones con la enfermedad de Lyme es que muchas de las garrapatas transmisoras son tan pequeñas que resultan imperceptibles a la vista. La recomendación, cuando una persona descubre que tiene adherida una garrapata a la piel, es retirarla con una pinza, no con los dedos desnudos. 

En el caso de las personas que viajen a los lugares donde hay mayor cantidad de casos, como los estados del noreste estadounidense (desde Virginia hasta Maine), los del centro-norte (principalmente Wisconsin y Minnesota) y la Costa Oeste (especialmente en el noroeste) es recomendable que tomen ciertas precauciones si realizan actividades al aire libre en zonas cubiertas de pasto, matorrales, o arbustos, si hacen montañismo, jardinería, pesca o caza, o si están con una mascota que pueda transportar garrapatas a los interiores. 

En estas situaciones, se sugiere llevar calzado cerrado, pantalones largos y remeras o camisas de manga larga, meterse el borde de los pantalones dentro de las medias o el calzado para evitar que las garrapatas suban por las piernas, atarse el pelo, usar repelente para insectos, no sentarse directamente sobre el suelo y, una vez finalizada la actividad, revisar el cuerpo para revisar posibles garrapatas adheridas. También, lavarse el pelo y lavar la ropa rápido si se estuvo en un área potencialmente infectada. 

Fuente: Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, Kids Health, Mayo Clinic, Centros para el Control de Enfermedades de Estados Unidos, PeerJ, Fleni, Revista Argentina de Salud Pública (MSAL)

#HablemosDeInnovaciónEnSalud

Conversemos en estas redes:

Facebook: CAEMEar

Twitter: @CAEMEAR

Linkedin: CAEME

Youtube: CAEME Argentina

Toda esta información tiene por objetivo contribuir a la concientización y al conocimiento por parte de la comunidad sobre diversos temas vinculados al cuidado de su salud. Sin embargo, bajo ningún punto de vista intenta reemplazar el diálogo médico-paciente, que es uno de los espacios más valiosos para conocer en profundidad sobre éste y muchos otros temas, preservar la salud como estado de bienestar general, prevenir el desarrollo de enfermedades, acceder al adecuado diagnóstico de determinados cuadros e iniciar el tratamiento que el profesional de la salud sugiera y consensue con el paciente.