La industria biofarmacéutica de innovación y su compromiso para abordar la crisis del coronavirus

En una carrera contra reloj y con el compromiso histórico que nuestras compañías tienen con la salud de las personas, las empresas biofarmacéuticas de innovación se comprometen a desempeñar el mayor papel posible en la respuesta global a COVID-19.

La Federación Internacional de la Industria del Medicamento (IFPMA), de la que CAEME forma parte, es la asociación global de las principales compañías biofarmacéuticas del mundo. Estas empresas cuentan con una amplia experiencia en la investigación, desarrollo clínico y fabricación de terapias y vacunas innovadoras que han cambiado a lo largo de la historia el curso de numerosas enfermedades. El COVID-19, que rápidamente se está propagando y poniendo en jaque a los sistemas de salud, supone un nuevo desafío para nuestra industria.

Tenemos un fuerte sentido de la responsabilidad para actuar juntos, así como en asociación con la Organización Mundial de la Salud (OMS), los gobiernos y los sistemas de salud de todo el mundo en una respuesta concertada y colectiva.

Nuestra industria ya ha respondido a la pandemia actual en una escala sin precedentes, asumiendo los siguientes compromisos:

• Examinar rápidamente nuestras vastas bibliotecas de medicamentos para identificar posibles tratamientos y a realizar numerosos ensayos clínicos para probar terapias nuevas y existentes.

• Compartir datos de ensayos clínicos en tiempo real con gobiernos y otras empresas de todo el mundo en pos de avanzar en el desarrollo de terapias adicionales.

• Utilizar nuestra experiencia y conocimientos, en colaboración con otras partes involucradas, para

• Aplicar nuestra experiencia médica en respaldo de los sistemas de salud globales con el fin de gestionar el aumento inédito de presión que experimentan.

• Compartir herramientas y conocimientos para evaluar posibles terapias y vacunas, así como para desarrollar y ampliar, tanto como sea posible, la capacidad de las pruebas de diagnóstico para pacientes con COVID-19.

• Ampliar nuestra experiencia de fabricación y compartir la capacidad física disponible para aumentar la producción una vez que se desarrolle un tratamiento o una vacuna exitosa.

•  Trabajar para asegurar la continuidad del suministro de todos los medicamentos, las vacunas y los diagnósticos esenciales para pacientes con otras enfermedades potencialmente mortales, instando a los gobiernos a implementar políticas y tomar decisiones que faciliten el acceso de aquellos que tienen la necesidad.