Información sobre patologías, hábitos saludables y prevención.

Salud

Hipertensión: 10 consejos para cuidar la presión arterial

Consultar al especialista, controlar el peso, llevar una dieta saludable y evitar el tabaquismo son algunos de los 10 consejos para cuidar la presión arterial.

La hipertensión es responsable de casi la mitad de las muertes por cardiopatías o accidentes cerebrovasculares. Uno de cada tres adultos argentinos la padece, pero se puede controlar con medicamentos y cambios en el estilo de vida. 

Uno de cada tres adultos tiene hipertensión, una condición que es responsable de casi la mitad de las muertes por accidente cerebrovascular o cardiopatías varias. 

Se habla de ‘hipertensión’ cuando la presión arterial se encuentra -tras mediciones repetidas y en condiciones adecuadas, en valores por encima de  los considerados normales. Tener 140 mm Hg PAS (Presión Arterial Sistólica) o máxima y/o 90 mm Hg de PAD (Presión Arterial Diastólica) o mínima, es hipertensión.

Como no presenta síntomas, puede pasar inadvertida e ir provocando daños progresivos en el cuerpo, por lo que es muy importante controlarse la presión con frecuencia para detectar  a tiempo cualquier modificación.

A continuación, 10 consejos para cuidar la presión arterial:

1) Consultar al médico. Es fundamental que la visita sea regular y que, en caso de tener diagnóstico de hipertensión, se sigan las indicaciones del profesional, tanto a nivel estilo de vida como de adherencia a los tratamientos farmacológicos. 

2) Mantener el peso adecuado. La presión arterial puede aumentar a medida que se incrementa el preso corporal. Asimismo, con cada kilogramo de grasa que se pierde, disminuye la tensión arterial.

3) Hacer actividad física. 30 minutos diarios de ejercicio ligero, ayudan a controlar la presión arterial. Algunos ejemplos de ejercicio aeróbico que puede intentar bajar la presión arterial incluyen caminar, trotar, andar en bicicleta, nadar o bailar. Como la musculación también puede ayudar a reducir la presión arterial, los especialistas aconsejan incluir ejercicios de entrenamiento de fuerza al menos dos días a la semana. La actividad física debe hacerse en acuerdo con el médico tratante y tras haberse realizado los chequeos de salud correspondiente.

4) Seguir una dieta saludable. Una alimentación variada, idealmente controlada por un nutricionista y rica en granos integrales, frutas, verduras y productos lácteos bajos en grasa, puede contribuir tanto para el control de esta condición como para el bienestar general. 

5) Reducir la sal agregada. El sodio juega un papel fundamental en la tensión arterial, por lo que disminuir su ingesta es central a la hora de controlar la presión. Incluso una pequeña disminución en el sodio que se le agrega a los alimentos es capaz de contribuir a mejorar la salud cardiovascular y reducir la presión arterial en aproximadamente 5 a 6 mm Hg. En general, el límite aconsejable de sodio es de 2,300 miligramos (mg) por día o menos. Sin embargo, los argentinos en promedio consumimos una cantidad muy por encima de esa recomendación. No sólo el salero en la mesa o la sal que se incorpora en la cocción son fuentes de sodio. Tienen mucha sal los panificados, las galletitas y la comida comprada como pizzas y empanadas, por poner unos ejemplos.

6) Limitar la ingesta de alcohol. El exceso de alcohol genera perjuicios en distintos aspectos de la salud, incluida la presión arterial.

7) No fumar. El tabaquismo está muy asociado al desarrollo de hipertensión. Cada cigarrillo contribuye a aumentar la presión arterial inclusive durante varios minutos después de haberlo terminado.

8) Controlar nivel de glucemia. Niveles adecuados de glucosa (azúcar) en sangre ayudan a mantener la presión arterial en niveles adecuados, además de contribuir a prevenir otras complicaciones severas para la salud cardiovascular, como el desarrollo de diabetes.

9) Medir la presión arterial. Es muy importante hacerlo de manera periódica, tanto en la consulta como en la vida cotidiana, en condiciones adecuadas y con un tensiómetro digital, validado.

10) Limitar el consumo de cafeína. Aunque todavía está en debate, estudios recientes indican que podría contribuir al aumento de la presión.

Fuentes: – Sociedad Argentina de Hipertensión Arterial, SAHA. – Organización Mundial de la Salud, OMS. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28404579

#HablemosDeInnovaciónEnSalud

Conversemos en estas redes:

Facebook: CAEMEar

Twitter: @CAEMEAR

Linkedin: CAEME

Youtube: CAEME Argentina

Toda esta información tiene por objetivo contribuir a la concientización  y al conocimiento por parte de la comunidad sobre diversos temas vinculados al cuidado de su salud. Sin embargo, bajo ningún punto de vista intenta reemplazar el diálogo médico-paciente, que es uno de los espacios más valiosos para conocer en profundidad sobre éste y muchos  otros temas, preservar la salud como estado de bienestar general, prevenir el desarrollo de enfermedades, acceder al adecuado diagnóstico de determinados cuadros e iniciar el tratamiento que el profesional de la salud sugiera y consensue con el paciente.