Día Mundial de la Seguridad del Paciente: el rol de los medicamentos

La seguridad del paciente alcanza a todas las instancias en las que un paciente está vinculado a la atención médica. Eso incluye también la correcta prescripción y administración de medicamentos. Al celebrarse hoy el Día Mundial de la Seguridad del Paciente, vale recordar aspectos clave para preservar la seguridad de los pacientes a la hora de hablar de medicamentos.

1. El paciente ocupa un lugar central en todos los planes e iniciativas sanitarias, y cuando se piensa en la administración de medicamentos para cualquiera de sus objetivos, la centralidad de los pacientes (todos nosotros) y la atención a los aspectos de seguridad son esenciales.

2. El lugar y rol de los pacientes ha cobrado un nuevo protagonismo en los últimos tiempos, tanto desde la perspectiva de la interacción individual y personal activas en la relación médico – paciente y en todas las acciones en salud, como así también mediante iniciativas y acciones conjuntas al agruparse los pacientes en colectivos de preocupación común específicos, como son las “Organizaciones de Pacientes “.

3. Desde la perspectiva médica y de los actores en salud, desde sus orígenes (juramento Hipocrático) y hasta el presente, paralelamente al objetivo de aliviar y curar, una primera premisa ha sido siempre el cuidar de la seguridad no haciendo daño y/o conociendo y acotando el mismo, de esperarse.

4. Velar por el suministro de medicamentos seguros, eficaces y de calidad y que sean utilizados de manera racional es competencia de los gobiernos nacionales, que para cumplir adecuadamente esas funciones crean, como es el caso en nuestro país, organismos como la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT).

5. Una herramienta esencial en materia de seguridad de los medicamentos en su administración a los pacientes es la “Farmacovigilancia”, ciencia que busca contribuir a la definición más certera de la ecuación beneficio – riesgo, en el marco de la protección de la salud. 

6. La Organización Mundial de la Salud (OMS) define a la “Farmacovigilancia” como “la ciencia y las actividades relativas a la detección, evaluación, comprensión y prevención de los efectos adversos de los medicamentos o cualquier otro problema relacionado con éstos “, enfocándose claramente en objetivos de seguridad. 

7. Los Efectos Adversos de cualquier medicamento son comunes y esperables, habituales en todos los tratamientos con diferencias en su magnitud y frecuencia, y quien mejor puede detectarlos y conocerlos es el paciente. 

8. A medida que los tratamientos medicamentosos son más complejos y de mayor impacto, como ocurre en los últimos tiempos a modo de ejemplo en Oncología, paralelamente a mayores y esperados beneficios, es necesaria la profundización e implementación adecuada de medidas de seguridad.

9. El conocimiento y adecuado manejo de los aspectos de seguridad se consideran hoy indispensables durante todo el ciclo de vida de un medicamento, y el seguimiento de la seguridad de los medicamentos durante su comercialización, debe ser considerado como parte integral de la práctica clínica diaria. 

#PatientSafety #WorldPatientSafetyDay 

¡Alza la voz por la seguridad del paciente!

#HablemosDeInnovaciónEnSalud

Conversemos en estas redes:

Facebook: CAEMEar

Twitter: @CAEMEAR

Linkedin: CAEME

Youtube: CAEME Argentina

Toda esta información tiene por objetivo contribuir a la concientización y al conocimiento por parte de la comunidad sobre diversos temas vinculados al cuidado de su salud. Sin embargo, bajo ningún punto de vista intenta reemplazar el diálogo médico-paciente, que es uno de los espacios más valiosos para conocer en profundidad sobre éste y muchos otros temas, preservar la salud como estado de bienestar general,  prevenir el desarrollo de enfermedades, acceder al adecuado diagnóstico de determinados cuadros e iniciar el tratamiento que el profesional de la salud sugiera y consensue con el paciente.