• Sociedad y Medicamentos
    marcador

    Sociedad y Medicamentos

    Vacunas, medicamentos, innovación y su impacto en la sociedad.

     Inteligencia artificial: cómo utilizarla en el área de la farmacovigilancia12 octubre 2021

    Inteligencia artificial: cómo utilizarla en el área de la farmacovigilancia

     Farmacovigilancia: se fortalece la confianza en las vacunas17 septiembre 2021

    Farmacovigilancia: se fortalece la confianza en las vacunas

     Día Mundial de la Seguridad del Paciente: el rol de los medicamentos15 septiembre 2021

    Día Mundial de la Seguridad del Paciente: el rol de los medicamentos

El trastorno de la hemofilia cuenta con nuevos tratamientos

Ésta es una enfermedad que se caracteriza por la aparición de hemorragias internas y externas que se producen por la deficiencia de una proteína. Tras una mejor comprensión, hoy las terapias en desarrollo tienen en cuenta los diversos perfiles de los pacientes.

Icon Fecha 20 diciembre, 2019

La hemofilia es una enfermedad hemorrágica hereditaria. Es más frecuente en varones que en mujeres. Produce la aparición de hemorragias internas y externas debido a que la persona afectada tiene una deficiencia parcial o total de una proteína coagulante de la sangre, que se llama factor. Si bien aún no existe una cura, en la actualidad hay una diversidad de tratamientos en desarrollo de acuerdo al perfil de cada paciente.  

La investigación científica tuvo en cuenta que existen dos tipos de hemofilia: hemofilia A y hemofilia B. Ambas son causadas por la falta parcial o total de una de las proteínas de la sangre que controlan las hemorragias. En el caso de la hemofilia “A” se debe a una deficiencia de Factor VIII. En cambio, la hemofilia “B” es causada por una deficiencia de factor IX.

Recientemente, la Federación Mundial de Hemofilia difundió el primer estudio que estimó la prevalencia de la hemofilia a nivel global. Aproximadamente hay 1.125.000 hombres con hemofilia en todo el mundo, de los cuales aproximadamente 418.000 tienen hemofilia severa sin diagnosticar. El grado de deficiencia del factor de coagulación determina la probabilidad y la gravedad de la hemorragia.

Las primeras descripciones de la enfermedad son tan antiguas como la propia humanidad. Se la conocía como “enfermedad de los reyes” porque la padecieron diversos miembros de las familias reales europeas. Tradicionalmente, los pacientes han accedido a la terapia sustitutiva a través de factores de coagulación. El objetivo es la reposición del factor de coagulación faltante.

Este tipo de medicamentos se indican para el tratamiento de hemorragias o de hematomas que afectan a los pacientes o para prevenir episodios de sangrado. La complicación más frecuente es la aparición de anticuerpos dirigidos contra el factor de coagulación administrado: inhiben la acción del medicamento. El tratamiento preventivo, llamado profilaxis, se administra en promedio 3 veces por semana y permite disminuir las hemorragias articulares.

Durante la última década, la investigación científica en diferentes países del mundo ha continuado para comprender mejor la enfermedad y aportar más opciones, ya que no todos los pacientes encuentran una buena respuesta cuando acceden al tratamiento convencional. El esfuerzo científico empieza ahora a ver sus resultados. En diversas fases de investigación, hay tratamientos que implican menos inyecciones y ayudarían a cuidar la calidad de vida de los pacientes.

hemofilia

Entre las nuevas terapias, se encuentran los llamados “factores de vida media extendida”, que requieren una menor frecuencia en la administración y contribuyen a aumentar la adherencia, como sus potenciales beneficios. Otros productos son las “terapias de sustitución no factor”, que consisten en anticuerpos que unen los factores coagulantes para ayudar a que la sangre se coagule. Se administran por inyección subcutánea.

Además, la investigación se ha enfocado en el desarrollo de fármacos con los que se busca restablecer el balance de la escala de coagulación de la sangre en algunos grupos de pacientes.

Otro tipo de acercamiento al manejo de la hemofilia es la terapia génica con la que se intenta transferir ADN con los factores deficientes al hígado del paciente, como un camino hacia la cura de la enfermedad. Los científicos esperan que, al acceder a esa terapia, el mismo cuerpo del paciente fabrique la proteína que faltaba y supere las limitaciones para garantizar eficacia y seguridad.

i

Fuentes:

Fuentes: Hart, Daniel P., Craig M. Kessler & Lou Aledort (2019) Re-personalization and stratification of hemophilia care in an evolving treatment landscape, Hematology, 24:1, 737-741, DOI: 10.1080/16078454.2019.1687798 Iorio A, Stonebraker JS, Chambost H, et al, for the Data and Demographics Committee of the World Federation of Hemophilia. Establishing the Prevalence and Prevalence at Birth of Hemophilia in Males: A Meta-analytic Approach Using National Registries. Ann Intern Med. 2019;171:540–546. Van Balen EC y otros. Patient Perspectives on Novel Treatments in Haemophilia: A Qualitative Study. The Patient. 2019 Nov 6. doi: 10.1007/s40271-019-00395-6.