Coronavirus

Información sobre patologías, hábitos saludables y prevención.

Salud

La importancia de la vacuna antigripal para prevenirnos de otras enfermedades

La pandemia obliga a buscar con más urgencia una vacuna contra el nuevo coronavirus que mantiene en vilo al mundo desde diciembre de 2019. La Organización Mundial de la Salud (OMS) aclaró en varias oportunidades que por el momento no hay cura ni vacuna e informó que se están realizando varios ensayos, pero todavía ninguno ha sido conclusivo.

Pero además del coronavirus, las personas que forman parte de los grupos de riesgo también tienen que protegerse de otros virus de la gripe que causan serias complicaciones como bronquitis y neumonía, y para los cuales ya hay vacunas. 

La vacuna contra la gripe estacional protege contra los virus que, según las investigaciones, serán los más comunes la próxima temporada invernal. La industria farmacéutica desarrolló vacunas que tienen tres componentes (trivalentes): un virus A(H3N2), un virus A(H1N1) y el linaje Victoria del virus B; y las de cuatro componentes (cuadrivalentes) que suman el linaje Yamagata del virus B.

Esta inmunización no protege contra el coronavirus, pero los grupos de riesgo -mayores de 65 años, niños de 6 a 24 meses, embarazadas y personas de entre 2 y 65 años que tienen una afección crónica- se la deben dar para no sumar un problema más al escenario de circulación viral complicado que se espera para el próximo invierno. Es que cuando hay circulación de muchos virus respiratorios es importante ser precavidos y prevenir lo más que se puede.  

Forma parte del Calendario Nacional de Vacunación: la vacuna es gratuita, obligatoria y debe aplicarse todos los años. Tiene una alta efectividad y seguridad para controlar la gripe. Y debido a la alta capacidad que tienen los virus gripales para variar año tras año, debe actualizarse cada nueva temporada y administrarse anualmente.

Los mayores de 65 años deben vacunarse, además, contra el neumococo (streptococcus pneumoniae): una bacteria que se encuentra de manera habitual en la garganta o en las vías respiratorias de los seres humanos y que puede producir desde otitis hasta neumonía, meningitis y sepsis. El esquema secuencial incluye dos vacunas: conjugada 13 valente y polisacárida 23 valente.

Fuente: OMS y Ministerio de Salud de la Nación

#HablemosDeInnovaciónEnSalud

Conversemos en estas redes:

Facebook: CAEMEar

Twitter: @CAEMEAR

Linkedin: CAEME

Youtube: CAEME Argentina

Toda esta información tiene por objetivo contribuir a la concientización y al conocimiento por parte de la comunidad sobre diversos temas vinculados al cuidado de su salud. Sin embargo, bajo ningún punto de vista intenta reemplazar el diálogo médico-paciente, que es uno de los espacios más valiosos para conocer en profundidad sobre éste y muchos otros temas, preservar la salud como estado de bienestar general, prevenir el desarrollo de enfermedades, acceder al adecuado diagnóstico de determinados cuadros e iniciar el tratamiento que el profesional de la salud sugiera y consensue con el paciente.