• Salud
    marcador

    Salud

    Información sobre patologías, hábitos saludables y prevención.

     5 hábitos de salud “pandémicos” que ayudan a prevenir enfermedades02 agosto 2022

    5 hábitos de salud “pandémicos” que ayudan a prevenir enfermedades

     Día Mundial contra la Hepatitis: cuántos tipos hay y cuál es el objetivo para el año 203028 julio 2022

    Día Mundial contra la Hepatitis: cuántos tipos hay y cuál es el objetivo para el año 2030

     Día Mundial del Cerebro: 6 cuidados preventivos  para su óptimo funcionamiento21 julio 2022

    Día Mundial del Cerebro: 6 cuidados preventivos para su óptimo funcionamiento

5 hábitos de salud “pandémicos” que ayudan a prevenir enfermedades

Lavarse las manos con frecuencia y ventilar los ambientes todo el año son algunas de las medidas de prevención adquiridas durante la pandemia que conviene mantener.

Icon Fecha 02 agosto, 2022

A dos años y cinco meses de declarada la pandemia de Covid-19, los especialistas recomiendan a la población general mantener vigentes las medidas preventivas que se adoptaron para evitar contraer el coronavirus

Es que los hábitos de salud e higiene también contribuyen a reducir el riesgo de contraer otras enfermedades, como gripe, neumonía, infecciones en la piel y en los ojos y parásitos intestinales.

Por eso, es oportuno hacer un repaso de los hábitos de salud pandémicos que ayudan a prevenir enfermedades:

1-Lavado de manos 

Los microbios pueden entrar al cuerpo a través de los ojos, la nariz y la boca, y enfermarnos. Varios estudios demostraron que lavarse las manos puede prevenir 1 de cada 3 enfermedades diarreicas y 1 de cada 5 infecciones respiratorias, como el resfriado o la influenza (gripe).

Con la irrupción de la pandemia, la mayoría de las personas tomó conciencia de la importancia de lavarse bien las manos con jabón y agua potable al menos durante 60 segundos, o usar desinfectante para manos si se está en la calle y no se tiene acceso a una canilla.

Aunque ahora se sabe que el virus SARS-CoV-2 se propaga principalmente por el aire, la higiene de las manos es la piedra angular de la prevención de infecciones y una forma sencilla de cortar la transmisión de otros virus y bacterias.

Lavarse las manos en cualquier momento del día ayuda a librarse de los microbios, pero hay momentos clave en los cuales es más importante hacerlo, como antes de preparar alimentos, de comer, de atender a alguien que esté enfermo; y después de ir al baño, cambiar pañales o limpiar a un niño que haya ido al baño, sonarse la nariz, toser o estornudar, tocar la basura o heces de animales.

2-Ventilación de los ambientes

Desde el inicio de la pandemia se sabe que el coronavirus, así como el resto de las enfermedades respiratorias, se transmite principalmente por aerosoles, tal como se conoce a las partículas que se emiten al respirar, toser o hablar y que en las personas infectadas son portadoras del virus. Esas partículas son mucho más pequeñas que las gotas y quedan en los ambientes cerrados durante horas.

Por eso, la ventilación de los ambientes es otra medida de prevención de enfermedades que no debería dejar de usarse. A mayor cantidad de personas, actividad y tiempo transcurrido en un lugar cerrado, mayor ventilación tiene que haber. La clave es esencialmente optar por una ventilación natural al aumentar la renovación de aire interior abriendo ventanas y puertas para provocar un flujo de aire. 

La ventilación debe ser cruzada, continua y distribuida: cruzada al abrir las ventanas en lados opuestos de la habitación; continua cuando el aire se renueva siempre y nunca se acumula aire respirado; y distribuida cuando no se acumula aire sin renovar en ningún lugar del ambiente.

Prevencion

3-Esquemas de vacunación completos

Las vacunas constituyen una de las medidas sanitarias que mayor beneficio ha producido y sigue produciendo a la humanidad: previenen enfermedades que antes causaban grandes epidemias, muertes y secuelas.

El Ministerio de Salud de la Nación informa que si ya pasaron cuatro meses desde que la persona recibió la última vacuna contra Covid, tiene que aplicarse el refuerzo. 

Además de esta vacuna, los especialistas instan a que todos se mantengan al día con la vacunación regular de cada año, según corresponda por edad y las recomendaciones sanitarias y el calendario obligatorio de vacunación en cada país.

4-Control de factores de riesgo y enfermedades crónicas

La pandemia también subrayó la importancia de la prevención de las enfermedades no transmisibles y que las personas con enfermedades crónicas tengan un correcto seguimiento y control de estas.

Llevar un estilo de vida saludable para evitar el desarrollo de los denominados factores de riesgo modificables también es muy importante. Entre los más relevantes: tabaquismo, consumo nocivo de alcohol, alimentación no saludable, falta de actividad física, hipertensión arterial, colesterol y glucemia elevados, sobrepeso y obesidad.

Las enfermedades crónicas tienden a ser de larga duración y resultan de la combinación de factores genéticos, fisiológicos, ambientales y conductuales. Las principales son las enfermedades cardiovasculares, con eventos que elevan el riesgo de muerte y discapacidad -como los ataques cardíacos y los accidentes cerebrovasculares-, la diabetes, el cáncer y las enfermedades respiratorias crónicas, como la EPOC.

5-Si hay síntomas, no concurrir al trabajo o eventos sociales

Por obvio que parezca, recién en la pandemia muchas personas tomaron conciencia de las consecuencias de ir al trabajo enfermos. Sin duda, es una de las lecciones más importantes que el coronavirus dejó: la importancia de que las personas enfermas se mantengan alejadas del trabajo y los eventos sociales.

Es esperable que cuando las personas deban salir de sus hogares mientras tengan síntomas respiratorios, lo hagan haciendo uso de barbijos por cuidado hacia los demás.

i

Fuentes:

Fuentes: Organización Panamericana de la Salud (OPS), Ministerio de Salud de la Nación, Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC, por sus siglas en inglés).