Información sobre patologías, hábitos saludables y prevención.

Salud

Cuál es la definición actual de caso sospechoso de COVID-19

La última actualización del Ministerio de Salud de la Nación, establecida el 8 de junio, incluye en esta categoría a toda persona con dos o más de los siguientes síntomas: fiebre de 37,5 grados o más, tos, dolor de garganta, dificultad respiratoria, falta de olfato o gusto (anosmia/disgeusia). Por lo tanto, haya o no fiebre, con al menos dos de esas señales de alerta hay que dar aviso al sistema de salud.

La definición de caso sospechoso de COVID-19 es dinámica y varía según la situación epidemiológica que atraviesa el país. El 8 de junio pasado, el Ministerio de Salud de la Nación actualizó las definiciones de caso sospechoso y de contacto estrecho de un caso confirmado de coronavirus. La importancia de estos criterios es clave para la toma de decisiones y la planificación de estrategias de prevención y control.

Las modificaciones están relacionadas con la llegada del frío, el aumento de enfermedades estacionales (resfriados, gripes comunes y otras patologías respiratorias) y la necesidad de ajustar el criterio para analizar si una persona tiene COVID-19 tendiente a que el sistema de salud detecte la mayor cantidad de personas con coronavirus y a la elaboración de estadísticas acertadas.

La autoridad sanitaria determinó que en las zonas que registran transmisión comunitaria, la definición de caso sospechoso se amplió a todo aquel que presente dos o más síntomas (temperatura de 37,5° o más, tos, dolor de garganta, dificultad respiratoria, pérdida repentina del olfato o el gusto). Haya o no fiebre, desde ahora con al menos dos de esas señales de alerta hay que dar aviso al sistema de salud.

En tanto, oficialmente, la nueva definición de contacto estrecho abarca a toda persona que haya proporcionado cuidados a un caso confirmado mientras el caso presentaba síntomas o durante las 48 horas previas al inicio de síntomas y que no hayan utilizado las medidas de protección personal adecuadas.

También se considera contacto estrecho a cualquier persona que haya permanecido a una distancia menor a 2 metros con un caso confirmado mientras el caso presentaba síntomas, o durante las 48 horas previas al inicio de síntomas, durante al menos 15 minutos, por ejemplo, convivientes, visitas, compañeros de trabajo.

Los criterios, uno por uno

En resumen, la definición actual de caso sospechoso de COVID-19 incluye los siguientes criterios para definir si una persona debe ser testeada: 

  • Criterio 1: Toda persona con dos o más de los siguientes síntomas: fiebre (37,5 grados o más), tos, dolor de garganta, dificultad respiratoria, falta de olfato o gusto (anosmia/disgeusia) sin otra enfermedad que explique completamente el cuadro clínico. A estas características clínicas se debe sumar el hecho de que en los últimos 14 días haya tenido alguna de las siguientes tres situaciones:
  • Historial de viaje fuera del país o dentro del país, a zonas de transmisión local, ya sea comunitaria o por conglomerados.  
  • Residencia en zonas de transmisión local, comunitaria o por conglomerados, de COVID-19 en Argentina.
  • Resida o trabaje en instituciones cerradas ó de internación prolongada (penitenciarias, residencias de adultos mayores, instituciones neuropsiquiátricas, hogares de niñas y niños), sea personal esencial (Fuerzas de seguridad y Fuerzas Armadas, personas que brinden asistencia a personas mayores) o resida en barrios populares o pueblos originarios (donde la mitad de la población no cuenta con título de propiedad, ni acceso a dos o más servicios básicos)
  • Criterio 2: Toda persona que presente dos o más de los síntomas descriptos (fiebre de 37,5 grados o más, tos, dolor de garganta, dificultad respiratoria, anosmia/disgeusia de reciente aparición, sin otra etiología que explique completamente la presentación clínica) y requiera internación, independientemente del nexo epidemiológico.
  • Criterio 3: Toda persona que sea contacto estrecho de caso confirmado de COVID-19 y presente uno o más de estos síntomas: fiebre (37,5 grados o más), tos, odinofagia, dificultad respiratoria, anosmia/disgeusia de reciente aparición.
  • Criterio 4: Todo paciente que presente anosmia/disgeusia, de reciente aparición y sin otra etiología definida y sin otros signos o síntomas. En estos casos, ante la aparición de este único síntoma, se indicará aislamiento durante 72 horas, indicando toma de muestra para diagnóstico por PCR, al tercer día de iniciado síntomas.

Caso sospechoso en personal de salud

Por un lado, se contempla caso sospechoso cuando el personal que reside y trabaja en áreas sin transmisión local del virus SARS-Cov-2 presente dos o más de los siguientes síntomas: fiebre (37,5 grados o más), toso, odinofagia, dificultad respiratoria, anosmia y disgeusia. 

Por otro, se establece caso sospechoso cuando el personal de salud que reside en áreas con transmisión local del virus y/o trabaje en centros de salud que atienda pacientes con COVID-19, presente uno o más de los siguientes síntomas: fiebre (37,5 grados o más), tos, odinofagia, dificultad respiratoria, anosmia y disgeusia de reciente aparición. 

En ambos casos, ante la presencia de un único síntoma, se indicará aislamiento durante 72 horas y la toma de muestra para diagnóstico por PCR, al tercer día de iniciado síntomas. Y deben cumplir con aislamiento preventivo obligatorio por 14 días desde último contacto. 

Definición de contacto estrecho

Se considera a toda persona que haya proporcionado cuidados a un caso confirmado mientras el caso presentaba síntomas o durante las 48 horas previas al inicio de síntomas y que no hayan utilizado las medidas de protección personal adecuadas. Y también a cualquier persona que haya permanecido a una distancia menor a 2 metros con un caso confirmado mientras el caso presentaba síntomas, o durante las 48 horas previas al inicio de síntomas. durante al menos 15 minutos (ej. convivientes, visitas, compañeros de trabajo).

El Ministerio de Salud informa que adicionalmente debe considerarse como contacto estrecho en barrios populares, pueblos originarios, instituciones cerradas o de internación prolongada a: toda persona que comparta habitación, baño o cocina con casos confirmados de COVID-19. Y a toda persona que concurra a centros comunitarios (comedor, club, parroquia, paradores para personas en situación de calle, etc) y haya mantenido estrecha proximidad con un caso confirmado, mientras el caso presentaba síntomas (menos de 2 metros, durante 15 minutos).

En personal de salud, se considera contacto estrecho a quienes sin emplear correctamente equipo de protección personal apropiado: permanezcan a una distancia menor de dos metros de un caso confirmado de COVID-19 durante por lo menos 15 minutos (por ejemplo, compartir un consultorio o una sala de espera); tengan contacto directo con secreciones (por ejemplo, tos, estornudo, etc.); tengan contacto directo con el entorno en el que permanece un paciente confirmado (como habitación, baño, ropa de cama, equipo médico, entre otros, incluye los procedimientos de limpieza de estos) o permanezcan en el mismo ambiente durante la realización de procedimientos que generen aerosoles. 

En un avión/bus, se considera a todos los pasajeros situados en un radio de dos asientos alrededor de casos confirmados, que hayan estado sintomáticos durante el vuelo y a la tripulación que haya tenido contacto con dichos casos. Y en un buque, a todas las personas que compartieron un viaje en buque con casos confirmados.

Caso confirmado, cuadro clínico y tratamiento

Según las indicaciones del Ministerio de Salud, un caso confirmado COVID-19 es todo caso sospechoso o probable que presente resultados positivos por RT-PCR para SARS CoV-2. La muestra por diagnóstico se llama RT-PCR por sus siglas en inglés (reverse transcription polymerase chain reaction) también llamada: reacción en cadena de la polimerasa con transcriptasa reversa. Es una prueba que permite detectar un fragmento del material genético del virus que, en el caso del nuevo coronavirus, es una molécula de ARN.

En cuanto al cuadro clínico, las autoridades sanitarias informan que “puede incluir un espectro de signos y síntomas con presentación leves como: fiebre y tos, malestar general, rinorrea (congestión nasal), odinofagia, asociados o no a síntomas graves como dificultad respiratoria, taquipnea (aumento de la frecuencia respiratoria). Pueden presentarse como neumonía intersticial y/o con compromiso del espacio alveolar”.

En cuanto al tratamiento, reiteran que “no existe un tratamiento antiviral específico recomendado para la infección COVID-19”. Y señalan que las personas infectadas con COVID-19 “deben recibir atención para aliviar los síntomas. Para casos severos, el tratamiento debe incluir soporte de las funciones vitales”.

Fuente: Ministerio de Salud de la Nación; Organización Mundial de la Salud (OMS).

#HablemosDeInnovaciónEnSalud

Conversemos en estas redes:

Facebook: CAEMEar

Twitter: @CAEMEAR

Linkedin: CAEME

Youtube: CAEME Argentina

Toda esta información tiene por objetivo contribuir a la concientización y al conocimiento por parte de la comunidad sobre diversos temas vinculados al cuidado de su salud. Sin embargo, bajo ningún punto de vista intenta reemplazar el diálogo médico-paciente, que es uno de los espacios más valiosos para conocer en profundidad sobre éste y muchos otros temas, preservar la salud como estado de bienestar general, prevenir el desarrollo de enfermedades, acceder al adecuado diagnóstico de determinados cuadros e iniciar el tratamiento que el profesional de la salud sugiera y consensue con el paciente.